Make your own free website on Tripod.com

Novena por los fieles difuntos

Inicio
Jorge Dore: Carta Abierta a Jorge Bergoglio
La Herejía Bergogliana
Falso Ecumenismo
Homenaje a San Pedro Damián
San Pedro Damián
Profecías Beata Isabel Canori Mora
Dictadura de "tolerancia" en Radio María:El Profesor de Mattei despedido por publicar este artículo
Beata Ana Catalina Emmerick
Mi identidad Católica y mi profesión de fe - Yo Creo
Velitas virtuales
Los Buscadores de la Verdad frente a los cobardes de mente abierta
La última prueba de la Iglesia
El Arzobispo Fulton Sheen describió al Falso Profeta
Espíritu de Burla
Don Bosco
Pedagogía salesiana
¡El Horror! Periodista de Buenos Aires describe a Bergoglio!
Francisco anima en su libro a los sacerdotes a que dejen el sacerdocio si ellos se enamoran
El Cardenal Bergoglio permitió una cermonia homosexual en Argentina
El Cardenal Bergoglio apoyó las uniones civiles.
A pesar de ser proabortos, Biden, Pelosi recibiron la comunión en la misa del Vaticano
San Francisco de Sales
Alejandro Bermúdez otro lobo vestido de Oveja
Revelaciones Celestiales de Santa Brígida de Suecia
El oscurecimiento de la Iglesia
Impunidad eclesiástica en el escándalo del Sacerdote Ignacio Periés
Rezar el Rosario
La Realeza de Cristo
Misterios del Rosario y sus frutos
Un Hereje no puede ser Papa
El Socialismo el Tren hacia el Infierno
La sacralidad de la liturgia
Plegaria de consagración del hogar a la sagrada Familia
Sobre una Cierta "LIBERACIÓN" por el Teólogo Cardenal Joseph Ratzinger
Virgen de Guadalupe
Noticias
La verdad no cambia
Plan de Acción en tiempos de Apostasía
Mensaje Doctrinal de la Medalla
El pequeño número de los que se salvan.
Viva Cristo Rey!
Nuestra Señora de Akita
Rosario De La Sangre Preciosa de Cristo
El Angelus
La Santa Cruz de Cristo
Noviembre dedicado a las Benditas Almas del Purgatorio
Coronilla a San Miguel Arcángel
Oraciones por las almas del Purgatorio
Conquistando la Santidad
Santos amigos de otros Santos
Santa Pureza
Oraciones por un difunto.
San Miguel Arcángel
Acto de Consagración al Inmaculado Corazón de María
Virgen de la Salette
Una multitud de personas se condenan
Abuso de la divina misericordia
La misericordia de Dios te llama a la conversión
Perseverancia final en la Fe, y en las buenas obras
El Infierno
Testimonio de un Sacerdote Católico sobre el Infierno
Revelaciones sobre el Infierno Dogma de la Iglesia
El Infierno Existe
Nuestra Señora del Rosario.
Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael
Arcángel Rafael
Oraciones por los estudiantes
Corona de los 7 dolores
Los Malos hábitos escrito por San Alfonso María de Ligorio
La Capa Sagrada de San José
Sermón del Santo Cura de Ars
Mensaje de la Divina Misericordia
Santa Margarita de Escocia
¿Cuándo es correcto y un deber juzgar?
Carnavales Fiestas Paganas

“...la Iglesia no se detiene en el umbral del cementerio, sino que va más allá, guiando y sosteniendo la esperanza del Pueblo de Dios con la luz de las oraciones de sufragio, que pueden establecer una mediación entre nosotros y las almas de los fieles difuntos.” Juan Pablo II

"El Apóstol San Pablo ora por Onesíforo después de su muerte: "Que Dios, en aquel Día, le permita alcanzar misericordia delante del Señor" (II Tim.1,16-18) ¡San Pablo como buen judío y Cristiano ,oró por un difunto! Aún cuando este difunto era comprobado un  cristiano "

 

“Les hemos amado durante la vida,
no debemos abandonarlos, hasta que
que nuestras oraciones los hayan conducido hasta
la casa del Señor ”. San Ambrosio

 

“Los paganos deshojaban rosas y tejían guirnaldas en honor de los difuntos. Nosotros debemos hacer más. “un cristiano” -dice San Ambrosio- tiene mejores presentes. cubrid de rosas, si queréis, los mausoleos pero envolvedlos, sobre todo, en aromas de oraciones”.
 
EL KADISH (El Duelo judío)
El Kadish es una plegaria breve judía en la que uno –el representante de la congregación- propone:
“Sea santificado y engrandecido el gran nombre (de Di-s)”.
La congregación responde tras él: ¡Que así sea! –amén-
Luego el que recita el Kadish pronuncia unas breves palabras más de alabanza y proclama:
“Sea Su gran nombre bendecido por siempre jamás. Sea bendecido, alabado, glorificado, enaltecido, exaltado, elogiado, homenajeado y alabado, el nombre de Di-s. Por encima de toda bendición, canto, alabanza y loor, que son pronunciados en el mundo”.
Y todos responden:
“Amén, Sea Su gran nombre bendecido por siempre jamás”.
Esta declaración de la congregación, al unísono, demostrando una comunión total con El Eterno, consiste en la elevación más grandiosa.
 
Es una obligación de todo judío - sin importar la relación que tengan con el difunto o con los familiares – es la de ir a consolar a quienes están de duelo

El período en el que el enlutado recita el kadish por sus padres, es teóricamente un año calendario entero. Se considera que la persona que falleció está siendo partícipe de un juicio Divino. Por lo tanto, algunas comunidades acostumbran recitar kadish en cualquier caso por un período de doce meses. Sin embargo, ya que un año entero es considerado la duración del juicio de un malvado, y nosotros presumimos que nuestros padres no están en esa categoría, la práctica en la mayoría de las comunidades es recitar el kadish durante once meses. El kadish sólo debe ser recitado en presencia de un minián, que consiste en la presencia de diez hombres mayores de 13 años. Si hay nueve adultos y un menor, esto no es considerado un minián  
 

El Izkor y el Ior-tzait

El izkor es una ceremonia en la que se recuerda a todos los difuntos, y se dice en ciertos servicios en la sinagoga. El ior-tzait es el día del aniversario del fallecimiento de la persona y puede ser observado por cualquier familiar o amigo, pero es principalmente recordado por los hijos en memoria de sus padres.

El izkor fue instituido para que el judío pudiera rendirle un homenaje a sus seres queridos. Este servicio está basado en un principio básico de la vida judía, el mismo que motiva y anima la recitación del Kadish.

Está basado en la firme creencia de que los vivos por medio de actos de bondad, pueden redimir a los muertos. El hijo puede darle honor al padre. El "mérito de los hijos" puede reflejar el "valor de los padres".

Este mérito se logra, principalmente, viviendo en un plano elevado de valores éticos y morales, siendo sensible a las demandas de Dios y a las necesidades de los demás seres humanos. La expresión de este mérito es alcanzada por medio del rezo a D-os y por las contribuciones de caridad.

El ior-tzait es un día especial de observancias para conmemorar el aniversario de la muerte de alguno de los padres. Aunque el origen de la palabra es alemán, la costumbre está escrita en el Talmud.

 

Conmemoración judía de los difuntos (Padre o Madre))
 Di-s recuerde el alma de mi honrado padre, que ha ido a su hogar eterno. Oh permite que su alma sea unida con el vínculo de la vida, y que descanse en el honor, con plenitud a tu diestra para siempre.
Amén.

Durante los siete días de duelo se encienden velas para ayudar al alma en su viaje al cielo, ya que en la tradición judía las velas son símbolo del cuerpo y del alma, y la flama constituye el espíritu que se eleva hacia Dios.

 

Oración por las Almas del Purgatorio

Oh dulce Corazón de Jesús, siempre presente en el Santísimo Sacramento, siempre consumido con ardiente amor por las pobres almas cautivas en el Purgatorio, ten misericordia de ellas. No seas severo en Tus juicios, sino deja caer unas gotas de Tu Preciosa Sangre sobre las llamas devoradoras. Misericordioso Salvador, manda Tus ángeles a conducirlas a un lugar de reconfortamiento, luz y paz. Amén 
 
 

NOVENA POR LOS FIELES DIFUNTOS

(COMIENZA El 24 para terminar el día  de 2 de Nov o  25 DE OCTUBRE, y también se puede hacer por nueve días seguidos en cualquier fecha)

Esta novena la rezamos por nuestros difuntos o almas del Purgatorio, para que nuestras oraciones y sufragios de buenas obras les aprovechen y lleguen pronto a unirse con Dios en el cielo.
Recemos más por los difuntos. Ofrezcamos por ellos misas, comuniones, ayudas a los pobres y otras buenas obras.
Los muertos no vienen a espantar a nadie, pero rezan y obtienen favores por quienes rezan por ellos.

 

 

 

La práctica de orar por los difuntos es antigua. El libro 2º. de los Macabeos en la S. Biblia dice: "Mandó Juan Macabeo ofrecer sacrificios por los muertos, para que quedaran libres de sus pecados" (2Mac. 12, 46).

La Iglesia desde los primeros siglos ha tenido la costumbre de orar por los difuntos (Cuenta San Agustín que su madre Santa Mónica lo único que les pidió al morir fue esto: "No se olviden de ofrecer oraciones por mi alma").

San Gregorio Magno afirma: "Si Jesucristo dijo que hay faltas que no serán perdonadas ni en este mundo ni en el otro, es señal de que hay faltas que sí son perdonadas en el otro mundo. Para que Dios perdone a los difuntos las faltas veniales que tenían sin perdonar en el momento de su muerte, para eso ofrecemos misas, oraciones y limosnas por su eterno descanso".

De San Gregorio se narran dos hechos interesantes. El primero, que él ofreció 30 misas por el alma de un difunto, y después el muerto se le apareció en sueños a darle las gracias porque por esas misas había logrado salir del purgatorio. Y el segundo, que un día estando celebrando la Misa, elevó San Gregorio la Santa Hostia y se quedó con ella en lo alto por mucho tiempo. Sus ayudantes le preguntaron después por qué se había quedado tanto tiempo con la hostia elevada en sus manos, y les respondió: "Es que vi que mientras ofrecía la Santa Hostia a Dios, descansaban las benditas almas del purgatorio". Desde tiempos de San Gregorio (año 600) se ha popularizado mucho en la Iglesia Católica la costumbre de ofrecer misas por el descanso de las benditas almas.

La respuesta de San Agustín: a este gran Santo le preguntó uno: "¿Cuánto rezarán por mí cuando yo me haya muerto?", y él le respondió: "Eso depende de cuánto rezas tú por los difuntos. Porque el evangelio dice que la medida que cada uno emplea para dar a los demás, esa medida se empleará para darle a él".

¿Vamos a rezar más por los difuntos? ¿Vamos a ofrecer por ellos misas, comuniones, ayudas a los pobres y otras buenas obras? Los muertos nunca jamás vienen a espantar a nadie, pero sí rezan y obtienen favores a favor de los que rezan por ellos.


LA NOVENA

Oración Final y Responso

Oh María, Madre de misericordia: acuérdate de los hijos que tienes en el purgatorio y, presentando nuestros sufragios y tus méritos a tu Hijo, intercede para que les perdone sus deudas y los saque de aquellas tinieblas a la admirable luz de su gloria, donde gocen de tu vista dulcísima y de la de tu Hijo bendito.

Oh glorioso Patriarca San José, intercede juntamente con tu Esposa ante tu Hijo por las almas del purgatorio.

V. No te acuerdes, Señor, de mis pecados.
R. Cuando vengas a purificar al mundo en fuego.
V. Dirige, Señor Dios mío, a tu presencia mis pasos.
R. Cuando vengas a purificar al mundo en fuego.
V. Dales, Señor, el descanso eterno y luzca para ellos la luz eterna.
R. Cuando vengas a purificar al mundo en fuego.

Padrenuestro.

V. De la puerta del infierno
R. Saca, Señor, sus almas.
V. Descansen en paz.
R. Amén.
V. Señor, oye mi oración.
R. Y llegue a ti mi clamor.

Oremos. Oh Dios mío, de quien es propio compadecerse y perdonar: te rogamos suplicantes por las almas de tus siervos que has mandado emigrar de este mundo, para que no las dejes en el purgatorio, sino que mandes que tus santos ángeles las tomen y las lleven a la patria del paraíso, para que, pues esperaron y creyeron en ti, no padezcan las penas del purgatorio, sino que posean los gozos eternos. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

V. Dales, Señor, el descanso eterno.
R. Y luzca para ellos la luz perpetua.
V. Descansen en paz.
R. Amén.


DÍA PRIMERO

Por la señal,etc.

¡Señor mío, Jesucristo!, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, Bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amen.

Señor mío Jesucristo, que quieres que tengamos suma delicadeza de conciencia y santidad perfecta: te rogamos nos la concedas a nosotros; y a los que por no haberla tenido se están purificando en el purgatorio, te dignes aplicar nuestros sufragios y llevarlos pronto de aquellas penas al cielo. Te lo pedimos por la intercesión de tu Madre purísima y de San José.

Terminar con la oración final y el responso


DÍA SEGUNDO

Por la señal, etc.

Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que eres cabeza de todos tus fieles cristianos que en ti nos unimos como miembros de un mismo cuerpo que es la Iglesia: te suplicamos nos unas más y más contigo y que nuestras oraciones y sufragios de buenas obras aprovechen a las ánimas de nuestros hermanos del purgatorio, para que lleguen pronto a unirse a sus hermanos del cielo.

Terminar con la oración final y el responso


DÍA TERCERO

Por la señal, etc.

Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que a los que pecan castigas con justicia en esta vida o en la otra: concédenos la gracia de nunca pecar y ten misericordia de los que, habiendo pecado, no pudieron, por falta de tiempo, o no quisieron, por falta de voluntad y por amor del regalo, satisfacer en esta vida y están padeciendo ahora sus penas en el purgatorio; y a ellos y a todos llévalos pronto a su descanso.

Terminar con la oración final y el responso


DÍA CUARTO

Por la señal, etc.

Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que exiges la penitencia aun de los pecados veniales en este mundo o en el otro: danos temor santo de los pecados veniales y en misericordia de los que, por haberlos cometido, están ahora purificándose en el purgatorio y líbralos a ellos y a todos los pecadores de sus penas, llevándoles a la gloria eterna.

Terminar con la oración final y el responso


DÍA QUINTO

Por la señal, etc.

Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que a los regalados en esta vida, que no pagaron por su culpa o no tuvieron bastante caridad con el pobre, castigas en la otra con la penitencia que aquí no hicieron: concédenos las virtudes de la mortificación y de la caridad y acepta misericordioso nuestra caridad y sufragios, para que por ellos lleguen pronto a su descanso eterno.

Terminar con la oración final y el responso


DÍA SEXTO

Por la señal, etc.

Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que quisiste que honrásemos a nuestros padres y parientes y distinguiésemos a nuestros amigos: te rogamos por todas las ánimas del purgatorio, pero especialmente por los padres, parientes y amigos de cuantos hacemos está novena, para que logren el descanso eterno.

Terminar con la oración final y el responso


DÍA SÉPTIMO

Por la señal, etc.

Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que a los que no se preparan a tiempo para la muerte, recibiendo bien los últimos sacramentos y purificándose de los residuos de la mala vida pasada, los purificas en el purgatorio con terribles tormentos: te suplicamos, Señor, por los que murieron sin prepararse y por todos los demás, rogándote que les concedas a todos ellos la gloria y a nosotros recibir bien los últimos sacramentos.

Terminar con la oración final y el responso


DÍA OCTAVO

Por la señal, etc.

Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, que a los que vivieron en este mundo demasiado aficionados a los bienes terrenales y olvidados de la gloria, los retienes apartados del premio, para que se purifiquen de su negligencia en desearlo: calma, Señor misericordioso, sus ansias y colma sus deseos, para que gocen pronto de tu presencia, y a nosotros concédenos amar de tal manera los bienes celestiales, que no deseemos desordenadamente los terrenos.

Terminar con la oración final y el responso


DÍA NOVENO

Por la señal, etc.

Señor mío Jesucristo, etc.

Señor mío Jesucristo, cuyos méritos son infinitos y cuya bondad es inmensa: mira propicio a tus hijos que gimen en el purgatorio anhelando la hora de ver tu faz, de recibir tu abrazo, de descansar a tu lado y; mirándolos, compadécete de sus penas y perdona lo que les falta para pagar por sus culpas. Nosotros te ofrecemos nuestras obras y sufragios, los de tus Santos y Santas; los de tu Madre y tus méritos; haz que pronto salgan de su cárcel y reciban de tus manos su libertad y la gloria eterna.

Terminar con la oración final y el responso

San Miguel Arcángel,defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra las perversidad y asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes, y tu príncipe de la milicia celestial arroja al infierno con el divino poder a Satanás y a los otros espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén.
 
 
 
 
 
 
     
divisor.gif
   Ministerio de Oración 
 
 
Para recomendar esta pagina a tus familiares y amigos,  puedes utlizar  el sobrecito de abajo que se encuentra al pie de la pagina 
                    

Esta página es para propósitos educativos solamente. Para consejo médico específico, diagnósticos y tratamiento, consulte a su médico. El  autor de la  página  se esfuerza siempre para estar en plena comunión con la autentica Iglesia Católica y sus enseñanzas.

Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica.

This page is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

Visit http://www.ipligence.com