Make your own free website on Tripod.com

Novena a Santa Mónica

Inicio
Jorge Dore: Carta Abierta a Jorge Bergoglio
La Herejía Bergogliana
Falso Ecumenismo
Homenaje a San Pedro Damián
San Pedro Damián
Profecías Beata Isabel Canori Mora
Dictadura de "tolerancia" en Radio María:El Profesor de Mattei despedido por publicar este artículo
Beata Ana Catalina Emmerick
Mi identidad Católica y mi profesión de fe - Yo Creo
Velitas virtuales
Los Buscadores de la Verdad frente a los cobardes de mente abierta
La última prueba de la Iglesia
El Arzobispo Fulton Sheen describió al Falso Profeta
Espíritu de Burla
Don Bosco
Pedagogía salesiana
¡El Horror! Periodista de Buenos Aires describe a Bergoglio!
Francisco anima en su libro a los sacerdotes a que dejen el sacerdocio si ellos se enamoran
El Cardenal Bergoglio permitió una cermonia homosexual en Argentina
El Cardenal Bergoglio apoyó las uniones civiles.
A pesar de ser proabortos, Biden, Pelosi recibiron la comunión en la misa del Vaticano
San Francisco de Sales
Alejandro Bermúdez otro lobo vestido de Oveja
Revelaciones Celestiales de Santa Brígida de Suecia
El oscurecimiento de la Iglesia
Impunidad eclesiástica en el escándalo del Sacerdote Ignacio Periés
Rezar el Rosario
La Realeza de Cristo
Misterios del Rosario y sus frutos
Un Hereje no puede ser Papa
El Socialismo el Tren hacia el Infierno
La sacralidad de la liturgia
Plegaria de consagración del hogar a la sagrada Familia
Sobre una Cierta "LIBERACIÓN" por el Teólogo Cardenal Joseph Ratzinger
Virgen de Guadalupe
Noticias
La verdad no cambia
Plan de Acción en tiempos de Apostasía
Mensaje Doctrinal de la Medalla
El pequeño número de los que se salvan.
Viva Cristo Rey!
Nuestra Señora de Akita
Rosario De La Sangre Preciosa de Cristo
El Angelus
La Santa Cruz de Cristo
Noviembre dedicado a las Benditas Almas del Purgatorio
Coronilla a San Miguel Arcángel
Oraciones por las almas del Purgatorio
Conquistando la Santidad
Santos amigos de otros Santos
Santa Pureza
Oraciones por un difunto.
San Miguel Arcángel
Acto de Consagración al Inmaculado Corazón de María
Virgen de la Salette
Una multitud de personas se condenan
Abuso de la divina misericordia
La misericordia de Dios te llama a la conversión
Perseverancia final en la Fe, y en las buenas obras
El Infierno
Testimonio de un Sacerdote Católico sobre el Infierno
Revelaciones sobre el Infierno Dogma de la Iglesia
El Infierno Existe
Nuestra Señora del Rosario.
Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael
Arcángel Rafael
Oraciones por los estudiantes
Corona de los 7 dolores
Los Malos hábitos escrito por San Alfonso María de Ligorio
La Capa Sagrada de San José
Sermón del Santo Cura de Ars
Mensaje de la Divina Misericordia
Santa Margarita de Escocia
¿Cuándo es correcto y un deber juzgar?
Carnavales Fiestas Paganas

                                                   NOVENA

ORACIONES INICIALES

Por la señal...

Acto de contrición
Señor mío Jesucristo, divino Redentor y Salvador de las almas, que por las piadosas lágrimas de vuestra sierva Mónica os dignasteis convertir enteramente a Vos el corazón de su hijo Agustín, y desde el día de su total y dichosa conversión le inspirasteis que hiciera siempre frutos de verdadera penitencia; por las lágrimas benditas de aquella madre y por la sincerísima conversión de aquel bienaventurado hijo, conceded, misericordioso, a nuestras almas aquel dolor de verdadera contrición que alcanza con seguridad el perdón de toda culpa; aquel llanto de sincero arrepentimiento que borra toda inquietud y toda mancha, y el hacer tales frutos de penitencia que devuelvan la justificación y la paz a nuestro espíritu contrito y humillado que de veras se convierte a Vos y desea veros desenojado para siempre. Amén.


Oración preparatoria para todos los días
¡Oh gloriosa Santa Mónica, espejo de esposas, modelo de madres, consuelo de viudas, mujer admirable, a quien Dios infundió el espíritu de oración y concedió aquel don de lágrimas con que supisteis hacer violencia al Dios de las misericordias para que se compadeciera de vuestros gemidos, escuchara vuestras plegarias y os concediera el fin de todos vuestros deseos! A vuestras plantas venimos hoy, las que sufrimos y lloramos en los tristes caminos de la vida, a suplicaros que nos alcancéis el espíritu de oración que vos tuvisteis y la compunción que merecen nuestras culpas, para que, derramando con humildad nuestro corazón ante el Dios de toda piedad y misericordia, alcancemos la gracia de vivir la santa vida que vos vivisteis en la tierra, y merezcamos la gloria que vos gozáis ahora en el cielo, en compañía de nuestros padres, esposos e hijos, y de todos los que por la sangre y el afecto nos pertenecen y son en Jesucristo, Señor nuestro, amados y queridos de nuestro corazón. Amén.


 

Rezar a continuación la oración del día que corresponda:

 

 

Terminar cada día con las siguientes oraciones:


ORACIONES FINALES

Oración final para todos los días
¡Gloriosísima y bienaventurada Santa Mónica, grande en la paciencia, magnánima en la esperanza y dichosa en el triunfo, mujer sabia y prudente, que supiste edificar tu casa y en ella resplandeciste como el sol cuando amanece en las alturas del cielo, y en todo fuiste ejemplo esclarecido de mujer cristiana! Ahora, que estás ya en la «tierra de los que viven para siempre», «donde no hay llantos, ni gemidos, ni dolor alguno», acuérdate de las que todavía gemimos y lloramos en el valle donde tú gemías y llorabas, e intercede ante el Señor para que tenga compasión de tantas madres y esposas en sus tribulaciones y trabajos, y para que recoja nuestros gemidos y escuche nuestras plegarias, y nos conceda, como a ti, el fin de todos nuestros deseos, y merezcamos, un día, reinar y descansar en la gloria como tú, rodeadas de todos los seres queridos de nuestro corazón, y bendecir, así, contigo las eternas misericordias del Señor por los siglos de los siglos. Amén.


V. Ruega por nosotros, bienaventurada Santa Mónica.
R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Jesucristo.

Oración
¡Oh Dios, consolador de los afligidos y salud de los que en Ti esperan, que aceptaste misericordiosamente las piadosas lágrimas de la bienaventurada madre Mónica por la conversión de su hijo Agustín! Concédenos por la intercesión de entre ambos que lloremos nuestras pecados y encontremos la indulgencia de tu gracia. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 

DÍA PRIMERO
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.


Modestia

Señor, Dios omnipotente, que os complacisteis en adornar a vuestra escogida sierva Santa Mónica, desde su tierna infancia, con los dones amables de la modestia, de la castidad y del pudor; por lo que ella os agradó con estas preciosísimas virtudes, concededme la gracia de amarlas y practicarlas como ella, para que como ella os sirva y os agrade, mi Dios y mi Señor, en medio de la vanidad y corrupción de este siglo, y así merezca conseguir los premios que tenéis reservados a vuestros escogidos en la eterna bienaventuranza. Amén.

Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.

Pedir la gracia que se desee conseguir en la Novena por intercesión de la bienaventurada Santa Mónica. Terminar con la oración final para todos los días.

 

DÍA SEGUNDO
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.


Devoción

¡Oh Dios de infinita gloria y majestad, que inefablemente os complacíais en los sentimientos de piedad y devoción con que os amaba y servía vuestra fidelísima sierva Santa Mónica, cuando con tanto gusto prefería las delicias secretas de la oración y del recogimiento a las tiernas caricias de sus deudos y a todos los halagos seductores del siglo y de la carne! Concededme, por la intercesión de aquella vuestra sierva devotísima, la gracia de que yo os ame y os sirva sin pecado hasta la muerte, y que prefiera siempre la dicha de agradaros a todas las vanidades y deleites de la tierra, y así merezca disfrutar un día las eternas y purísimas delicias de la gloria. Amén.

Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.

Pedir la gracia que se desee conseguir en la Novena por intercesión de la bienaventurada Santa Mónica. Terminar con la oración final para todos los días.

 

DÍA TERCERO
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.


Celo

¡Oh Dios infinitamente amable y adorable, que de tal modo infundisteis en el corazón de vuestra amantísima sierva Santa Mónica el celo de vuestra gloria y de la salud de las almas, que, siendo esposa atribulada y afligida, supo beber en silencio el cáliz de sus tribulaciones, y con sus santísimos ejemplos y prudentísimos consejos supo edificar y consolar a muchas madres y esposas! Por lo que os agradó con su heroica paciencia, concededme que sepa yo igualmente sufrir en silencio mis trabajos y edificar con mis palabras y ejemplos a mis prójimos, a fin de que en todo de corazón os sirva, y de todas las cosas que me aproveche para mi santificación, y gloria vuestra, conforme a los designios de vuestra adorable voluntad. Amén.


Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.

Pedir la gracia que se desee conseguir en la Novena por intercesión de la bienaventurada Santa Mónica. Terminar con la oración final para todos los días.

 

DÍA CUARTO
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.


Oración

¡Oh Dios clementísimo y misericordiosísimo que en el corazón maternal de Santa Mónica os dignasteis infundir el espíritu de la humildad y la oración para que en constante súplica rogara en vuestra presencia por la salvación de su esposo y la conversión de su querido hijo Agustín! Por lo mucho que ella os agradó con su oración y sus lágrimas, concededme aquel mismo espíritu de humildad y oración que ella tuvo, para que sepa yo rogar ante vuestro divino acatamiento por las grandes necesidades de mi alma y de todos los que me están por Vos encomendados, y de Vos merezca alcanzar para mi y para ellos, primero, vuestra gracia, y después, la gloria. Amén.


Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.

Pedir la gracia que se desee conseguir en la Novena por intercesión de la bienaventurada Santa Mónica. Terminar con la oración final para todos los días.

 

DÍA QUINTO
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.


Fe

¡Oh Dios omnipotente y en las promesas fidelísimo, que os dignasteis inspirar a vuestra sierva Santa Mónica una fe tan grande acerca de la conversión de su hijo Agustín, que, en los días de su tribulación, aseguraba a su propio hijo que él había de venir adonde ella estaba, e hicisteis que se cumpliese la profecía de un santo Obispo que al ver la fe y las lágrimas de Mónica dijo: " Es imposible que hijo de tantas lágrimas perezca!". Por lo mucho que os agradó la fe de aquella santa madre, concededme que tenga yo tanta en vuestro poder y misericordia que alcance lo que os pido en esta Novena, y por ello os glorifique mi alma por los siglos de los siglos. Amén.

Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.

Pedir la gracia que se desee conseguir en la Novena por intercesión de la bienaventurada Santa Mónica. Terminar con la oración final para todos los días.


 

DÍA SEXTO
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.


Esperanza

¡Oh Dios omnipotente y Padre de toda consolación, que os dignasteis alentar tanta esperanza en el corazón de vuestra sierva Santa Mónica, que en los días más amargos de su tribulación, cuando su hijo más se alejaba de Vos, nunca dejó de esperar con grande confianza el cumplimiento de sus deseos y la consecución de vuestras misericordias! Concededme por su intercesión y méritos aquella firme esperanza que ella tuvo, para que jamás desfallezca yo en mi oración y merezca conseguir lo que os pido para consuelo de mi alma y gloria vuestra. Amén.


Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.

Pedir la gracia que se desee conseguir en la Novena por intercesión de la bienaventurada Santa Mónica. Terminar con la oración final para todos los días.


 
 

DÍA SÉPTIMO
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.


Caridad

¡Oh Dios, infinitamente bueno y digno de ser amado, que de tal modo consolasteis a vuestra sierva Santa Mónica en las últimas horas de su vida, que, viendo a su lado al hijo de su alma, Agustín, convertido totalmente a Vos y santificado por las aguas del Bautismo, exclamaba que ya nada le quedaba que hacer en este mundo sino volar a Vos para amaros y poseeros para siempre! Por aquel tan grande amor con que os amaba la madre de Agustín sobre la tierra, concededme os ruego, ¡oh mi buen Dios!, que os ame yo como ella, y que de tal modo viva desprendida de todas las cosas y lazos de este mundo, que nada desee fuera de Vos, y así merezca poseeros y gozaros por los siglos de los siglos. Amén.


Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.

Pedir la gracia que se desee conseguir en la Novena por intercesión de la bienaventurada Santa Mónica. Terminar con la oración final para todos los días.


 
 

DÍA OCTAVO
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.


Perseverancia

¡Oh Dios de los escogidos y predestinados, que os dignasteis conceder a vuestra sierva Santa Mónica una muerte tan dulce y tan dichosa en tierra extraña, que, sin cuidarse de las honras de su cuerpo, sólo pensó en entregar a Vos el alma, y encargó a su hijo Agustín que dejando descansar su cuerpo en la tierra dondequiera que ella falleciese, no se olvidara de rogar durante los días de su vida por el alma de su madre ante el altar del Señor! Por la preciosa muerte de aquella santa madre, concededme la dicha de morir en Vos y para Vos, como verdadera hija de la Iglesia, de suerte que consiga entrar en Posesión de la bienaventuranza, donde me vea rodeada de mi esposo, de mis hijos y de todos los seres queridos de mi corazón, y juntamente con ellos alabe allí por siempre vuestras misericordias. Amén.


Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.

Pedir la gracia que se desee conseguir en la Novena por intercesión de la bienaventurada Santa Mónica. Terminar con la oración final para todos los días.


 


 

DÍA NOVENO
Comenzar con la oración preparatoria para todos los días.


Intercesión de los Santos

¡Oh Dios, que siempre te complaces en la gloria de tus Santos y te muestras en ellos admirable, para que sean venerados de las gentes, y así, en el traslado de las santas reliquias de vuestra sierva Mónica, desde el puerto de Ostia a la Ciudad Eterna, os dignasteis honrarla con el júbilo de los pueblos que la saludaban a su paso, con la devoción de tantas madres que salían a ofrecerle sus hijos y sus lágrimas, y la acompañasteis en aquel glorioso viaje con los prodigios de vuestra omnipotencia, haciendo, por su mediación, grandes milagros! Por el suave aroma que exhalan en vuestra presencia los restos venerados de aquella mujer santa y admirable, dignaos despertarme de mi tibieza, resucitarme a vuestra gloria y concederme cuanto os pido para mi salud eterna y la de todos aquellos que Vos habéis puesto bajo mi amor y cuidado. Glorificad de este modo vuestro nombre

Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias.

Pedir la gracia que se desee conseguir en la Novena por intercesión de la bienaventurada Santa Mónica. Terminar con la oración final para todos los días.

San Miguel Arcángel,defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra las perversidad y asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes, y tu príncipe de la milicia celestial arroja al infierno con el divino poder a Satanás y a los otros espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén.
 
 
 
 
 
 
     
divisor.gif
   Ministerio de Oración 
 
 
Para recomendar esta pagina a tus familiares y amigos,  puedes utlizar  el sobrecito de abajo que se encuentra al pie de la pagina 
                    

Esta página es para propósitos educativos solamente. Para consejo médico específico, diagnósticos y tratamiento, consulte a su médico. El  autor de la  página  se esfuerza siempre para estar en plena comunión con la autentica Iglesia Católica y sus enseñanzas.

Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica.

This page is for educational purposes only. For specific medical advice, diagnoses, and treatment, consult your doctor.

Visit http://www.ipligence.com